La fábrica de Mercedes-Benz en Vitoria abre sus puertas a la tecnología de Trienxis

TPL

Trienxis inicia su tratamiento físico para el control de la población microbiológica en la línea de TTS-KTL de la planta de Vitoria donde este último año 87.000 furgonetas Vito y Viana han pasado por el proceso de cataforesis.

Como consecuencia del problema común a las instalaciones de TTS/KTLS de proliferación de micro-organismos en los baños, Mercedes-Benz ha implantado un sistema físico Trienxis para garantizar la calidad del agua desmineralizada utilizada en su proceso de fabricación.

Tan solo después de 1 mes de funcionamiento, el tratamiento ha alcanzado su fase de estabilidad: la contaminación presente en el baño está controlada y rebajada a su mínimo nivel. Los técnicos TTS y de Laboratorio de Mercedes-Benz han podido comprobar la buena evolución semana a semana de su línea hasta alcanzar las condiciones de trabajo óptimas que permiten controlar con mayor seguridad y menor coste la fase posterior del proceso.

Este tratamiento ofrece así una garantía de calidad para el proceso de cataforesis con una dinámica de trabajo constante y un control estable de los valores de bacterias a un nivel muy bajo, sin necesidad de producto químico.

Con esta nueva implantación en una línea TTS y KTL, Trienxis sigue su compromiso de eficiencia tecnológica con la reducción de costes económicos e impacto medio-ambiental.